El equipo nacional absoluto de Estonia ha abandonado la Costa del Sol tras realizar un stage en las instalaciones de Marbella Football Center.

Durante una semana el equipo entrenado por Thomas Haberli se ha ejercitado en la Costa del Sol, mejorando en los aspectos físico, táctico y mental. Entrenamientos sobre el césped, en el gimnasio y partidos, esta ha sido la rutina del equipo.

Las buenas condiciones climatológicas han ayudado al equipo a desarrollar su potencial durante esta semana de concentración, algo que en su país hubiera resultado imposible.

En marzo el equipo tendrá que enfrentarse a Bielorrusia y Chequia en los primeros partidos de la Copa del Mundo de Catar 2022, por lo que esta preparación ha sido muy importante.

Leave a comment